No tiene artículos en su carrito de compras.

Cómo cuidar tu ropa al lavarla

No es un mito que en casa se le da tratamiento especial a la ropa blanca y a la de color negro, porque la primera debe lucir siempre impecable y la segunda es muy susceptible incluso al detergente, no obstante, la ropa de colores amerita los mismos cuidados.

En Curvas Plus Size, además de proveerte ropa a la moda en tallas extendidas hasta 6XL también queremos compartirte algunos consejos para que la ropa que adquieras se preserve por más tiempo.

  • ¿Se destiñe?

En primer lugar, sea que laves a mano o en lavadora, es importante que hagas una prueba de color, sobre todo si las prendas son nuevas.

Para saber si se destiñe o no solo tendrás que tomar una parte poco visible de la prenda y humedecerla con agua caliente. Ese trozo que mojaste lo pondrás en medio de un paño blanco y pásale la plancha súper caliente y si la tela blanca se mancha obviamente esa prenda no la podrás mezclar con la demás ropa.

Algunas personas aconsejan echar sal a la ropa que se destiñe para que de esa manera se fije el color. Deberás poner 1/4 de taza de sal por cada litro de agua fría y remoja las prendas toda la noche.

  • Detergente

Al hacer las compras del súper es importante que selecciones un detergente que sea para ropa de color, porque estos no traen cloro u otros ingredientes que dañan las tonalidades de las telas. El suavizante también es una excelente alternativa para la ropa de color.

  • Selecciona la temperatura y el ciclo de lavado correcto

Para evitar que la ropa destiña y se desgaste, usa el ciclo de lavado “delicado” o “a mano” con la temperatura del agua a 30º.  El ciclo de 30 minutos de lavado es ideal para las prendas de color cuyo nivel de suciedad no es tan grave.

Un truco muy eficaz para asegurarte de que tus prendas mantienen su color en prefectas condiciones es añadir al ciclo de lavado 1/2 taza de bicarbonato de sodio o 1 taza de vinagre blanco. Ambos productos son perfectos para esta función. No se te ocurra mezclar ambos productos.

  • Seca

A la hora de guardar tu ropa, es importante que esté completamente seca, porque de lo contrario va a llevar humedad a tu ropa y puede adquirir moho.

A la hora de planchar, asegúrate que tu ropa de color esté al revés para que el calor no se “coma” los colores.

 

Deje su comentario